Interés General Política / Sociedad

Cancillería derogó una resolución que permitía alquilar el Palacio San Martín

La medida fue publicada hoy en el Boletín Oficial dejando sin efecto la resolución de 2019. El Palacio fue declarado Monumento Histórico Nacional por su valor arquitectónico en 1997.

A través de la resolución 16/2021 del Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto publicada hoy en el Boletín Oficial, y que lleva la firma del canciller Felipe Solá, la Cancillería argentina revoca y por lo tanto se deja sin efecto una resolución del año 2019 que permitía el alquiler de las instalaciones del Palacio San Martín a personas jurídicas o humanas, públicas o privadas, incluso con fines no relacionados a las competencias de esta cartera.

La resolución 330/19, con la firma del excanciller Jorge Faurie, se contraponía además con lo dispuesto por la Agencia de Administración de Bienes del Estado, que establece claramente que no está permitido otorgar concesiones de uso, ser locadores ni realizar operaciones o contratos, con carácter oneroso o gratuito, sobre inmuebles propiedad del Estado Nacional.

Por otra parte, la resolución de 2019 fue observada severamente por la Comisión Nacional de Monumentos, Lugares y Bienes Históricos, quien recomendó no continuar con su aplicación, ya que el Palacio San Martín fue declarado Monumento Histórico Nacional en 1997 en virtud de su valor arquitectónico, material y simbólico, así como por su uso para fines relacionados con la política exterior.

El Palacio San Martín fue construido entre 1905 y 1909, por el arquitecto Alejandro Christophersen, a pedido de Mercedes Castellanos de Anchorena. Es un exponente de L’Ecole des Beaux Arts. Las fachadas de tratamiento casi escultóricos presentan mansardas convexas, cúpulas, chimeneas, ojos de buey; columnas y pilastras que abarcan los dos pisos principales y balcones soportados por importantes ménsulas.

El Palacio, llamado entonces Palacio Anchorena, fue sede de importantes reuniones sociales, como el baile del Centenario de la Independencia en 1916. Fue adquirido en 1936 por el Estado para ser sede del Ministerio de Relaciones Exteriores. Alberga en su interior obras de artistas argentinos y americanos del siglo XX como Antonio Berni, Pablo Curatella Manes, Lino Enea Spilimbergo, Roberto Matta, entre otros. Asimismo se encuentra la Colección de Arte Precolombino de la Cancillería argentina, con piezas de cerámicas, piedras y metales de culturas del noroeste de nuestro país.

Posee además una biblioteca especializada en derecho internacional e historia de las relaciones internacionales. Constituye un valioso testimonio del nivel alcanzado por la arquitectura del clasicismo francés y la adaptación de tipos de residencia franceses del siglo XVIII al medio local.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *